Sobre mi

Hola, soy Gaby Portilla y escucho a los perros

Nací con un don: escuchar a los perros. Simplemente los entiendo, los siento y comprendo su existencia. No sé si en una vida pasada fui perro o qué pero el chiste es que mi conexión con ellos va más allá del "amor y la afinidad" que puede uno sentir por los perros.

Me pasa con otros animales no humanos también y mientras más me he conectado con mi don y trabajado con él, descubro que escucho mucho más de lo que creía poder escuchar.

Gaby Portilla

Crecí como muchos, escondiendo mi don. El estudio y mi mente científica fue comprobando que mi "don" estaba en lo correcto. Mientras más me adentré en el mundo animal, en la ciencia de la conexión, en materias como etología canina, las emociones en otros animales, la psicología, la educación... confirmé tanto que ya sabía de forma innata e intuitiva.

Hoy tengo la fortuna de tener suficiente experiencia como para poder combinar activamente el regalo de poder escuchar a los perros y las ciencias caninas modernas.

Algunos datos curiosos sobre mi

Tengo una configuración neurosensorial distinta que me hace muy sensible a cierto tipo de estímulos, frecuencias y al lenguaje universal: el de las emociones.

  • Soy PAS (persona altamente sensible / HSP)

  • Émpata (empath: sentir las emociones de los demás)

  • Tengo sinestesia

  • Escucho a los perros

Mi Compromiso

Compartir la perspectiva canina del mundo respaldada por ciencia, conexión e investigación humana.

A mi genial y raro esposo Koru con quien vuelo, viajo, sueño y arreglo el mundo, y a mis únicos, especiales, locos y libres perros adorados: Leo, Jake, Lua y Hannah, mis más grandes maestros y guías.

A los animales no humanos que nos acompañan en nuestro turbulento caminar.

Al planeta tierra por ser el ser vivo más maravilloso que conozco y admiro.

Crear una nueva cultura bioconsciente, ecocentrista y compasiva donde los seres humanos reconozcamos, apreciemos y admiremos el valor intrínseco de todo lo que existe y nos rodea.

Conectar a millones de personas con sus perros a un nuevo nivel, donde realmente puedan aprovechar y disfrutar ambas especies las interacciones cotidianas, la compañía, la conexión y el amor.

Publicar una serie de libros. Ya están en el horno dos de ellos... escribiéndose, reescribiéndose, reflexionando, cambiando, enriqueciendo... aún no listos, pero algún día serán realidad.

Un centro de integración de especies, donde haya áreas de rescate y recuperación para diversas especies animales, donde las personas de todas las edades pueda aprender sobre la tierra, las plantas, el cielo y la vida. Un lugar lleno de vida donde nos reconectemos con el todo y donde se comparta más que conocimiento, sabiduría.

Los perros (obvio) me fascinan, los admiro, los puedo sentir, conecto con ellos, escucho sus voces, entiendo sus vidas, sus dinámicas. Disfruto muchísimo observándolos. Quiero contribuir a que el mundo que creamos los humanos sea un mundo mejor para ellos. Para mi, los perros son estrellas que nos iluminan en todos los sentidos (incluyendo nuestras sombras).

Los libros. Así como muchas personas tienen una fijación por los zapatos, yo la tengo por los libros. Sí, suena a cliché de nerd, pero qué le voy a hacer, así es.

El agua y el bosque. Después de crecer y vivir casi toda mi vida en ciudades y calles de asflato, puedo decir que ahora que vivo en un espacio mucho más natural, rodeada de árboles y verde, donde los perros pueden correr y yo también, donde puedo ver estrellas y respirar aire limpio, realmente siento que estoy viva y he regresado a casa. Expandir esta sensación de reconectar con el mundo natural al que pertenecemos es parte de mi misión.

Me dedico a liberar ambos extremos de la correa.

Traducir a los perros, enseñar a otros a escuchar y a ver lo que está justo frente a ellos, a quitar filtros de cultura distorsionada que impiden que las personas sean verdaderos seres humanos.

Enseño a otros a conectar con su verdad y a ser honestos con el mundo, a entender a los perros y ayudarlos a tener éxito, a cumplir su misión y a vivir una vida digna y sana.

Integrando conocimiento, conectando sabiduría y diseñando programas, retiros, cursos y experiencias transformacionales.

No me gusta "pasar información", me gusta facilitar los procesos de cambio y transformación que las personas desean conseguir.

Uno de mis arquetipos más fuertes es el del visionario. Se me facilita "ver" los procesos con claridad, poder aterrizar ideas y convertirlas en realidad.

Gracias a mi rasgo de alta sensibilidad, el ser "empath", sinestésica y clarisintiente, puedo sentir y "ver" con claridad las emociones.

Me es fácil descifrar las dinámicas limitantes en las familias donde hay perro, porque los perros son maestros de vida y con su lenguaje, conducta y su estado de salud me revelan las piezas que necesitan moverse y los asuntos que deben ser atendidos.

Esto último lo aplico a través de mi terapia: CANINE MIRRORING THERAPY®, un método terapéutico creado por mi que revela las dinámicas familiares y lo que cada familia necesita para recuperar el equilibrio y la salud emocional.

Personas que comparten la vida con un perro y que consideran al perro como miembro activo y fundamental de su familia.

Emprendedores en el sector canino que quieren tener negocios u organizaciones conscientes, exitosas y que fomenten una nueva cultura donde las necesidades del perro realmente son tomadas en cuenta.

  • Escuchar y entender a los perros (y otros animales no humanos)
  • Sistematizar y procesar conocimiento para convertirlo en programas de transformación accesibles y efectivos
  • Ayudar a otros a obtener claridad en sus procesos de vida y despertar al llamado de su alma
  • Visualizar de la A a la Z para convertir una idea en realidad.
  • Empático
  • Compasivo
  • Directo
  • Real
  • Claro
  • Sencillo de comprender
  • Digerido

La columna vertebral de mi trabajo está armada con la sabiduría de maestros como: Marc Bekoff, Jane Goodall, Patricia McConnell, James O'Heare, Ted Kerasote, Alberto Villoldo, Turid Rugaas, Grisha Stweart, Joanna Macy, Isla Fishburn, Carolyn Myss, Christiane Northtrup, Nicole Wilde, Jennifer Arnold, Jennifer Shryock, Bill Plotkin, Llwelylyn Vaughn-lee, Paul Levy, Jessica Pierce, entre otros.

Por qué me dedico a esto

Porque es urgente que los seres humanos recuperemos nuestra verdadera naturaleza: una naturaleza empática, compasiva y sensible; conectada a todo ya todos, en equilibrio con el planeta.

Creo y he comprobado que los perros están aquí para ayudarnos en ese camino de transformación y recuperación y mi misión es apoyar el proceso, catalizarlo, acelerarlo y crear un mundo mejor.

Un Mensaje para Ti

Atrévete a abrir tu mente y tus sentidos...

El mundo es mucho más de lo que nos explicaron en la escuela cuando éramos niños.

Se les olvidó contarnos sobre la sabiduría ancestral y animal.

Si un perro te acompaña en tu vida ahí tienes las respuestas que tanto has buscado.

Yo te puedo enseñar a descifrarlas.

Si resuenas con mi mensaje,

empieza tu viaje Dog Sensitive® ahora y decídete a recuperar tu parte animal.

Apúntate para mi Newsletter

Nunca te mandaremos SPAM de ningún tipo.... prometido.